HPS innova en el tratamiento de la fibrilación auricular en Canarias (PVAC-GOLD)

16 Novembro, 2017

Hospital Perpetuo Socorro vuelve a innovar con la incorporación del sistema PVAC-GOLD (Pulmonary Vein Ablation Catheter) para el tratamiento avanzado de los pacientes con fibrilación auricular, siendo el único centro en Canarias que dispone de esta tecnología. Esta  nueva técnica quirúrgica ofrece mayor seguridad y un menor tiempo de intervención.

La primera intervención ha sido realizada con éxito en un paciente de 56 años, diagnosticado de fibrilación auricular persistente y sintomática. Previamente, se le había realizado un procedimiento de cardioversión eléctrica y tratado con fármacos, pero la arritmia continuaba afectando a su calidad de vida. El procedimiento fue realizado con anestesia general, de forma mínimamente invasiva y con una duración aproximada de dos horas.

“A través de las venas de la ingle, mediante unos pequeños tubos llamados catéteres, se accedió hasta la aurícula izquierda, la cavidad cardiaca a la que llegan las venas pulmonares. Es en estas venas donde tiene origen la fibrilación auricular. Tras insertar el catéter PVAC-GOLD, se realizó el aislamiento eléctrico de dichas venas, con óptimo resultado. Una vez finalizada la intervención, el paciente quedó en observación y fue dado de alta al día siguiente. Tras un mes de seguimiento, el paciente continúa sin la arritmia y con una clara mejoría en su calidad de vida”, explica el doctor Pablo Ruiz Hernández, responsable de la unidad de Arritmias, Electrofisiología y Estimulación Cardiaca del Hospital Perpetuo Socorro.

Ante las arritmias, el tratamiento anticoagulante está indicado en la mayoría de los pacientes. También se utilizan fármacos antiarrítmicos, así como tratamientos avanzados, que permiten realizar aplicaciones de energía localizadas en las venas pulmonares. Estas aplicaciones producen pequeñas lesiones (ablaciones) parecidas a quemaduras, al objeto de eliminar las arritmias.

El catéter PVAC-GOLD supone avanzar un paso más, incorporando la posibilidad de realizar simultáneamente lesiones focales y lineales con sus nueve electrodos de oro, con una profundidad más predecible y una disposición más estable, creando líneas de ablación más consistentes con menos energía y logrando la misma eficacia que el procedimiento convencional pero con tiempos de intervención un 30% menores.

Aproximadamente tres de cada cuatro pacientes quedan libres de fibrilación auricular, sin ningún tipo de síntomas. Además, el PVAC-GOLD reduce la aparición de arritmias asociadas, como taquicardias auriculares, durante el seguimiento. En aquellos pacientes que siguen presentando episodios de arritmias, estos suelen ser mejor tolerados, más cortos y en menor cantidad. Tras unos meses, a muchos se les pueden retirar la mayoría de las pastillas que toman para este trastorno.

Este nuevo tratamiento es además mucho más seguro, minimizando las improbables complicaciones que pudieran surgir. La más frecuente es la aparición de daño local en la vena a nivel de la ingle, pudiendo aparecer un hematoma, que se reabsorbe espontáneamente en unos días. En la gran mayoría de los casos se consigue una mejoría clara de la calidad de vida. Por ello, el doctor Ruiz destaca “el salto de calidad” que ha supuesto la incorporación de esta tecnología al arsenal terapéutico de Hospital Perpetuo Socorro.

De hecho, los pacientes más sintomáticos, los que presentan una alteración secundaria de la función cardiaca y los que no responden bien o no toleran a los fármacos antiarrítmicos son los que más se benefician de esta técnica.

La fibrilación auricular es una alteración del ritmo del corazón, que provoca una contracción anormal de estas cavidades de gran relevancia en el corazón, con un ritmo irregular y una frecuencia cardíaca que suele elevarse. Es la arritmia sostenida más frecuente, hasta el punto de que una de cada cuatro personas la desarrollará a partir de los 40 años. Ante la presencia de síntomas como palpitaciones, taquicardia, dificultad para respirar, cansancio con leves esfuerzos, o mareos, es conveniente acudir al médico.

Un electrocardiograma durante la arritmia aporta el diagnóstico. Sin embargo, hasta el 40% de los pacientes no tiene síntomas, por lo que se recomienda tomar el pulso a pacientes mayores de 65 años anualmente. Muchos son los esfuerzos que se realizan para identificar precozmente a estos pacientes asintomáticos, y así tratarlos precozmente para evitar complicaciones. De hecho, en el reciente lanzamiento del nuevo Apple Watch, la compañía Apple ha presentado un proyecto en colaboración con la Universidad de Stanford para el diagnóstico precoz de fibrilación auricular, utilizando una aplicación actualmente en fase de desarrollo para detectar irregularidades en el ritmo cardiaco.

Esta nueva tecnología para el tratamiento de la fibrilación auricular ya es una alternativa dentro de la oferta médica de Hospital Perpetuo Socorro  a través de su unidad de Arritmias, Electrofisiología y Estimulación Cardiaca, permitiendo un tratamiento más avanzado, eficaz y seguro a los pacientes que padecen esta arritmia.