El deporte de contacto y las lesiones de rodilla

27 Fevereiro, 2020
El especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica del HPS, Gerardo Garcés

Es muy frecuente escuchar que alguien ha sufrido una lesión de rodilla durante la práctica deportiva. El especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica del HPS, Gerardo Garcés, asegura que en los denominados deportes de contacto, como el fútbol, baloncesto, la lucha o el rugby, este tipo de lesiones son fecuentes.

El traumatólogo sostiene que estas dolencias tienen su origen en el mecanismo de giro que sufre la rodilla, en circunstancias donde los músculos o ligamentos no pueden soportar la energía que recae sobre ellos. Entre las lesiones agudas de rodilla, Gerardo Garcés remarca que “las más frecuentes son las musculares, sobre todo de los isquitibiales y cuádriceps; las lesiones ligamentosas, especialmente en el ligamento interno y el cruzado anterior y las roturas meniscales”.

En el caso de las lesiones crónicas, las más usuales son las lesiones por sobrecarga, fundamentalmente las tendinosas, que casi siempre están relacionadas con actividades físicas donde correr es parte importante de las mismas. “El movimiento repetitivo, sobre todo si hay alguna alteración anatómica previa, conduce a un desgaste progresivo del tendón que va inflamándose lentamente hasta provocar dolor que puede llegar a ser permanente”, remarca el doctor.