HPS & GC. Maratón, Medio Maratón y 10K

27 Janeiro, 2019

Shelmith Nyawira Muriuki, 2:32:55, y Julius Kiprono Tarus, 2:12:03, pulverizaron todos los registros de la prueba reina de la Cajasiete Gran Canaria Maratón. La décima edición trajo impresionantes records de los maratonianos kenianos.

El circuito, a una vuelta por tercer año consecutivo, estuvo diseñado para visitar toda la ciudad pasando por sus lugares más emblemáticos, el casco antiguo y las principales arterías. Para esta edición 948 fondistas tomaron la salida, representando a 37 países.

En la categoría femenina, Shelmith Nyawira selló su participación con un tiempo de 2:32:55, relevando como recordwoman de la prueba reina a Sasho Insermu, 2:34:56, lograda en la sexta edición de la competición, en 2015. Fantu Zewude Jifar, con 2:45:13, Belaynnesh Shifera, 2:45:51, completaron las tres primeras plazas.

Shelmith Nyawira Muriuki tomó la cabeza de carrera desde los primeros instantes, siguiendo a la liebre sin grandes esfuerzo. Los primeros parciales de la vigente campeona del Maratón de Antenas fueron de 3:35, pero a la altura del Muelle Deportivo apretó el pasó y comenzó a marcar un ritmo más alto.

Antonio Muller, que fue el primero en tomar la salida, también batió el anterior récord de 42k en silla de ruedas. El grancanario tenía previsto batir el tiempo de Chávez, 2:13:00 y lo dejó en 1:53:05.

El calor reinante y el esfuerzo hizo que la keniana se viera obligada a bajar nuevamente el ritmo, pero esto no le impidió seguir controlando la carrera. La fondista keniana ya acumulaba en el kilómetro 30, por Triana, un tiempo de 1:49:10. Mientras tanto, Fantu Zewude Jifar y Belaynnesh Shifera peleaban por la segunda plaza a cierta distancia.

Nyawira entró en la meta sin oposición y a más de 30 segundos de su inmediata seguidora. A pesar de ello, no dudó en mirar hacia atrás para asegurarse de que no tenía que hacer un sobre esfuerzo.

En lo que se refiere a la participación nacional, destacó la actuación de Ana Begoña González, séptima clasificada, con un tiempo de 3:15:37; y Tania Fernández, decimocuarta, con 3:31:16.

En cuanto a la categoría masculina, desde los primeros instantes el ramillete de africanos coparon la cabeza, imponiendo un gran ritmo. Abel Kaboci, Felix Keny Kipkemboi, Evans Kigen, Alemayehu Meekonnen, Daniel Yator Kipkosgei y Julius Ndiritu corrían en un grupo compacto hasta la escultura de El Tritón. Julius Kiprono a partir de ese momento decidió que prefería rodar en solitario y subió el ritmo si que sus adversarios pudieran mantener el ritmo.

Kiprono fue aumentando su ventaja y en el kilómetro 18 ya sacaba 5 segundos a Abel Kaboci, Felix Keny Kipkemboi, Evans Kigen, mientras que en el kilómetro 35 ya acumulaba 53 segundos a Kaboci y un minuto y 18 segundos a Felix Keny Kipkemboi. Luego ya sólo tuvo que controlar sus esfuerzos para batir el récord a la conclusión de los 42 kilómetros, 2:12:03.

El podio lo completaron Abel Kaboci Waruinge, 2:15:08, y Felix Keny Kipkemboy, 2:16:10.

El primer nacional en llegar fue Miguel Ángel Vaquero, décimo clasificado, cin un tiempo de 2:34:43, mientras que el segundo en alcanzar el final del recorrido fue Víctor Manuel Seija, décimo quinto, con un tiempo de 2:46:03.

21K

Los atletas etíopes Michael Kapchebusha y Amare Meskerem se proclaman campeones de la 21K Cajasiete Gran Canaria Maratón, una prueba en la que se batieron todos los records posibles en un día marcado por la excelente temperatura. El atleta etíope logró un tiempo de 1:02:24, mientras que la medio fondista africana paró el crono en 1:11:53.

La carrera se inició con 1.535 participantes, correspondiente a 39 países, que partieron con objetivos tan dispares como ganar la prueba, conseguir su mejor registro o pasar la línea de meta. Todos confluyeron en un recorrido en el que destacaba las largas rectas y lo llano del rutómetro.

En la categoría masculina, Michael Kapchebusha se proclamó recordman, con un tiempo de 1:02:24, de la 21K Cajasiete Gran Canaria Maratón. El fondista etíope arrebató por 50 segundos el anterior mejor registro de la prueba que ostentaba Pablo Villalobos.

Los corredores de media distancia africanos cumplieron con sus objetivos y coparon el podio. Yohanis Negasa Bishoma, 1:02:31, y Merashaw Eshete Kassa, 1:02:41, todos ellos por debajo del tiempo de Villalobos, concluyeron en la segunda y tercera plaza, respectivamente.

Desde los primeros instantes de la carrera se pudo denotar que sería muy rápida. Las liebres impusieron un ritmo demencial que condujeron al ramillete de atletas africanos a ocupar las primeras posiciones. Sólo el español Javier Guerra pudo mantener el ritmo en los primeros compases, pero para ello tuvo que sufrir un gran desgaste.

Con el transcurso de los kilómetros Kapchebusha y Yohanis Negasa Bishoma se fueron descolgando sucesivamente del resto de sus rivales. Su paso firme, con grandes zancadas, fue el mejor arma para un etíope que llegó a los tres últimos kilómetros del Paseo de Las Canteras en solitario.

Kapchebusha nunca permitió que su inmediato perseguidor, le recortara los escasos segundos que poseía de ventaja y entró en solitario en la línea de meta.

Javier Guerra fue el primer nacional en completar el recorrido, con un tiempo de 1:03:24. El segoviano realizó una carrera inteligente, aunque al final sufrió un poco el desgaste por el calor existente y el alto ritmo de la prueba; mientras que Saúl castro, sexto, fue el primer canario en finalizar el recorrido con un tiempo de 1:11:03

Las medio fondistas, en forma

En lo que se refiere a la categoría femenina, fue una copia de la masculina. Amare Meskerem se impuso en solitario y firmó un extraordinario 1:11:53, que le permitió ganar la prueba y quitar el récord que en la edición anterior impuso Aroa Merino, 1:15:10. Adissalem Belay Tegegn, con 1:12:30, y Matea Parlov, 1:14:09, completaron el cajón de ganadores en la distancia de medio fondo.

Meskerem ocupó los primeros puestos de la prueba desde los compases iniciales. Aprovechó el trabajo de la liebre para ir haciendo el camino sin sufrir grandes desgaste. En ningún momento bajó de los 3:24 el kilómetro y eso fue un registro que ninguna de sus adversaria pudo soportar. La etíope, que llegaba a la prueba con un mejor registro de 1:10:00 conseguido en Estabul 2017, fue implacable. Entró en solitario y con más de 30 segundo de ventaja al Paseo de Las Canteras, regulando el esfuerzo final para recibir el aplauso de los numerosos aficionados que se dieron cita en la playa capitalina.

Su compatriota Adissalem Belay Tegegn fue la segunda en completar el recorrido, 1:12:30, mientras que la croata Matea Parlov, 1:14:09, fue la tercera.

Yurena Castillo fue la primera canaria en terminar los 21 kilómetros, la octava plaza, y empleó un tiempo, 1:29:43.

(Datos de la Organización: www.grancanariamaraton.com)