Comer deprisa nos expone a una mala digestión

7 mars, 2016
El Dr. José Luis Caballero, máster y experto en Nutrición y Dietética de HPS

El médico José Luis Caballero, máster y experto en Nutrición y Dietética del Hospital Perpetuo Socorro, indica que para llevar un hábito alimenticio saludable, no hay que abusar de alimentos grasos e ingerir a diario fruta y verdura, realizar cinco comidas y no hacerlo con prisas.

El doctor explica que muchas personas están pendientes del móvil mientras almuerzan, por ejemplo rápidamente antes de volver al trabajo, y lo hacen en solitario porque no coinciden los horarios, lo que no permite una comida con calma. Además, al comer solo es más frecuente que se opte por ingerir lo primero que se encuentre.
Lo ideal es realizar las comidas sin aparatos electrónicos que distraigan la atención ya que la consecuencia de ello suele ser que al estar más pendientes del televisor que de lo que estamos comiendo no seamos conscientes de las cantidades, y por tanto acabemos ingiriendo más de lo que necesitamos.
A la pregunta, ¿Es también perjudicial comer excesivamente rápido?, el facultativo responde que es una de las costumbres más perjudiciales que existen. Al comer muy deprisa nos exponemos a sufrir una mala digestión, acidez, pesadez de estómago o gases.
Una buena alimentación empieza en el supermercado haciendo compras planificadas, sostiene el Doctor José Luis Caballero, quien añade que el ritmo frenético nos obliga a dedicar poco tiempo a las comidas. “Este problema surge desde la elección de productos en los establecimientos hasta su elaboración. Se suele optar por alimentos de fácil elaboración que permitan comer rápidamente, más que en planificar recetas equilibradas y sanas, lo cual repercute incluso en la energía con la que contamos para afrontar cada jornada”, concluye.

Ver más