«El calentamiento minimiza el riesgo de lesión en el deporte»

18 noviembre, 2019
Raquel Rodríguez Sánchez, especialista en Medicina Física y Rehabilitación de HPS

— ¿Qué fórmulas de prevención es recomendable seguir durante una prueba deportiva para evitar lesiones?

— Es recomendable en pruebas como la Binter NightRun de la que Hospital Perpetuo Socorro es servicio médico oficial calentar un mínimo de 10 minutos antes de una carrera o entrenamiento para que los músculos estén preparados para el requerimiento físico que vamos a hacer de ellos. Un adecuado calentamiento antes de entrenar o correr va orientado a dos cosas fundamentalmente: a preparar al organismo para tener un mejor rendimiento físico durante el entrenamiento o carrera, y a minimizar el riesgo de una posible lesión muscular que pueda producirse durante la práctica deportiva. Es importante también para la prevención de lesiones y para evitar sobrecargas realizar estiramientos de forma adecuada al final de cada sesión de ejercicio físico que se realice.

— ¿Qué síntomas pueden indicar algún tipo de daño que recomiende acudir a consulta?

— Con frecuencia los principiantes interpretan como dolor de adaptación al nuevo ejercicio lo que en realidad es una lesión. En general, si aparece un dolor agudo no invalidante durante el tiempo de entrenamiento, es recomendable parar durante tres o cuatro días, utilizar un analgésico si es preciso y ver la evolución. Si el dolor cede se podría retomar la actividad deportiva de forma progresiva y si el dolor persiste o aumenta, sería recomendable consultar con un especialista para un diagnóstico y tratamiento correctos. Las lesiones más frecuentes en personas que corren suelen producirse por sobrecarga mecánica debida a: una carga de entrenamiento elevada, una técnica de carrera inadecuada y/o a la existencia de una biomecánica alterada, habrá que detectar la causa o causas de lesión en cada persona e intentar corregirlas.

— ¿Qué medidas son recomendables inmediatamente después de la competición?

— En los primeros treinta minutos posteriores al esfuerzo se abre la ventana metabólica, tiempo en el que se favorece la absorción de glucógeno y se contribuye a frenar el impacto recibido por la musculatura, por lo que, además de rehidratarse, es necesario comer alimentos para introducir en el organismo una parte de proteínas de calidad y tres partes de hidratos de carbono, con el fin de llenar de nuevo los depósitos de glucógeno que se han vaciado durante el esfuerzo. También hay que potenciar la absorción de minerales y vitaminas.

Consulte aquí las pautas a realizar los días posteriores a una carrera de esta envergadura.