Jorge Baccelliere: "Canarias cuenta con 11.000 pacientes dispuestos a donar médula ósea"

24 diciembre, 2018
Jorge Baccelliere, director Médico de HPS

¿En qué consiste la campaña de concienciación de la importancia de donar médula puesta en marcha por Hospital Perpetuo Socorro?

La acción, que se realiza en coordinación con el Servicio Canario de Salud (SCS), busca fomentar la donación de médula ósea. Para ello hemos habilitado un espacio en el edificio de Consultas Externas del Hospital Perpetuo Socorro que permanecerá abierto desde el 26 de diciembre hasta el 28 en horario de 16.00 a 19.00 horas. Allí las personas que acudan podrán recibir por parte de un equipo sanitario preparado con este fin toda la información posible sobre por qué es importante donar, en qué consiste el proceso y, si tras recibir toda la información necesaria deciden convertirse en donantes podrán registrarse sobre la marcha en el Registro Español de Médula Ósea.

¿Por qué es importante hacerse donante?

Muchas enfermedades son consecuencia de una producción excesiva, insuficiente o anómala de una determinada línea celular derivada de las células madres contenidas en la médula ósea. El trasplante de médula ósea permite su curación al sustituir estas células defectuosas por otras normales procedentes de un donante sano. En muchas de estas enfermedades el trasplante es la única opción terapéutica curativa. En primer lugar se intenta con los familiares cercanos del paciente, pero sólo entre un 25 y un 30% de las ocasiones se encuentra un donante compatible, para realizar en estos casos un trasplante familiar o emparentado.

¿Y en el resto de los casos?

Para el 70% restante de enfermos esta búsqueda debe ampliarse para encontrar un donante idóneo y en este ámbito, en cuanto más personas estén registradas como donantes y dispuestas a realizar este proceso más posibilidades habrá de salvar una vida. Porque en definitiva donar médula puede salvar vidas. Es por esta razón por la que Hospital Perpetuo Socorro ha dado el paso de convertirse en el primer centro privado que lleva a cabo una campaña de estas características.

¿Cómo es el proceso de inscripción como donante?

Para hacerse donante el proceso comienza, tras recibir todos los datos precisos que comentábamos, con la firma de un consentimiento informado y la extracción de una simple muestra de sangre en cantidad menor a la que se obtiene en cualquier análisis rutinario. Esa muestra de sangre es enviada a un laboratorio de inmunología, donde se realiza un análisis para determinar el sistema de antígenos HLA, algo que muchos han comparado con un DNI celular. Todas las células de nuestro organismo tienen en su superficie una serie de proteínas, denominadas antígenos leucocitarios humanos (o antígenos HLA, del inglés Human Leukocyte Antigen), que las diferencian de las células de otro organismo. Los linfocitos de la sangre tienen la capacidad de detectar la presencia de células con antígenos HLA distintos a los suyos y destruirlas. Este mecanismo de defensa es responsable del rechazo de órganos y de injertos cuando se efectúan trasplantes entre personas no compatibles.

¿Y después?

El resultado de este análisis es registrado a nivel primero autonómico, en este caso en el Servicio de Inmunología del Hospital Doctor Negrín, luego a nivel nacional en España en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO) y finalmente mundial en el Bone Marrow Donors World Wide (BMDW), quedando a partir de este momento a disposición de cualquier paciente que lo pudiese necesitar en cualquier lugar del mundo. Este registro, se acompaña de los datos personales y médicos que facilitarán la localización de este donante si a partir de este momento algún enfermo resultara compatible con él y precisara de un trasplante para seguir viviendo.

Y al encontrarse una compatibilidad, ¿cuál es el siguiente paso?

Una vez incorporado en la red mundial de donantes se empieza a comparar la compatibilidad de los donantes con la de pacientes de todo el mundo que están en búsqueda de donante. La probabilidad de localizar un paciente compatible con un donante y de que la donación llegue a hacerse efectiva es relativamente baja (1 de cada 2.500-3.000 donantes).

¿Qué ocurre si tengo compatibilidad con el donante?

Si se establece que hay una buena compatibilidad con un paciente será citado por su centro de referencia para, en primer caso, excepcionalmente efectuar una nueva extracción de sangre para ampliar el estudio del sistema HLA, algo que podría ocurrir tan solo en el supuesto de que no se hubiera guardado parte de la muestra que entregaste al registrarte; en el segundo supuesto, efectuar una nueva extracción de sangre para realizar una confirmación de compatibilidad en el centro donde se realizará el trasplante. Mediante esta extracción se analizan además una serie de parámetros que permiten saber si tiene o ha tenido alguna enfermedad infecto-contagiosa y cómo funcionan tus principales órganos (hígado, pulmón, riñones). Antes de realizar dicha extracción le volverán a preguntar si deseas seguir adelante con la donación. Una vez confirmado que es el mejor donante, le informarán sobre el tipo de células madre o progenitores que precisa el paciente (médula ósea o sangre periférica) y le preguntarán, por última vez, si está de acuerdo en seguir adelante con la donación.

¿Nos podemos negar?

Todo donante puede negarse a serlo en cualquier momento, pero debe recordar que cuando el paciente ha iniciado el tratamiento de preparación para el trasplante, la no donación significaría su muerte. La decisión de emplear medula ósea o sangre periférica, depende exclusivamente de las necesidades del enfermo, ya que en determinadas enfermedades y situaciones clínicas es preferible una u otra. La donación mediante una extracción de sangre es un proceso en el cual, tras la administración de fármacos que consiguen movilizar las células madre desde la médula ósea al torrente sanguíneo, esta sangre del donante pasa por una máquina y se somete a un proceso denominado aféresis, que filtra y capta células madre, devolviendo al donante el resto de su sangre. La donación mediante aspirado directo de la médula ósea se lleva a cabo a través de punción de hueso con suficiente cantidad de médula ósea, habitualmente del hueso de la cadera (cresta ilíaca).

¿Implica algún tipo de riesgo?

En más del 80% de los casos la donación se realiza mediante aféresis, un proceso que dura escasamente tres horas, que no requiere ingreso hospitalario y cuyos riesgos son fundamentalmente la posibilidad de experimentar molestias gripales por la administración de los fármacos que movilizan las células madre. Cuando la donación precisa aspirado de médula ósea, es necesaria su realización en el quirófano, normalmente precisando una sedación o anestesia general e ingreso hospitalario de unas 48 horas.

¿Todo el mundo es apto, existen condiciones previas?

En general puede donar toda persona entre 18 y 40 años que no padezca enfermedad susceptible de ser trasmitida al receptor, y que no pueda verse afectado por el hecho de la donación. En cualquier caso, los profesionales que estarán en el Hospital Perpetuo Socorro podrá informar durante su consulta si la persona que acude es apta para la donación. El proceso puede iniciarse asimismo en las Islas todo el año a través de la página web de la Coordinación de Trasplantes del Servicio Canario de la Salud, el teléfono 922.951.905 de la Coordinación Autonómica de Trasplantes, en la dirección www.canarias.medulaosea.org, el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia o la Fundación Alejandro Da Silva contra la Leucemia.

¿Es frecuente padecer una patología que requiera de donación de médula ósea?

A nivel nacional cada año se diagnostican unos 10.000 pacientes de estas enfermedades, como leucemias, mielomas o linfomas, entre otras, con la particularidad además de que la leucemia es el cáncer infantil más frecuente conformando hasta el 70% de las enfermedades hemato-oncológicas pediátricas. En Canarias, el número de estos enfermos diagnosticados cada año puede rondar los 600. Afortunadamente existen en el mundo más de 30 millones de pacientes dispuestos a donar su médula, de los que unos 300.000 son españoles y más de 11.000 son canarios. Todos ellos están conectados en un registro de donación sin fronteras con sistemas de información interconectados para poder disponer del donante idóneo o único. De esta forma se encuentran donantes en más del 90% de los casos pero a pesar de este alto porcentaje todavía hay enfermos que no encuentran a alguien compatible, por lo que sigue siendo imprescindible apelar a la solidaridad de todos.